martes, 2 de junio de 2015

35 años de Amnistía Internacional en Tarragona




El año 1980 bien podría recordarse como dramático para los derechos humanos en el mundo. Crueles dictaduras en Latinoamérica, África y Asia. Conflictos armados y atentados terroristas dentro del estado y a nivel internacional. Ese era el panorama que en España, después de la dictadura franquista, se empezaba a conocer y mostrar preocupación.

En Tarragona, un grupo de personas conscientes de la necesidad de dar soporte al trabajo de Amnistía Internacional se reúnen el 2 de febrero de 1980 para crear el grupo local de esta organización, que en 1977 había ganado el premio Nobel de la Paz y que el 10 de febrero de 1978 fue legalmente reconocida por el Consejo de Ministros de España.


En la provincia de Tarragona, ese año Amnistía Internacional tenía aproximadamente 40 socios, varios de los cuales se unen para la acción directa en la defensa de los derechos humanos, la liberación de los presos de conciencia detenidos por sus opiniones pacificas, creencias, sexo, etc. y para luchar contra la tortura y la pena de muerte.
La primera denominación que se tiene en Tarragona es Grupo España 15, su primera junta directiva fue integrada por: María del Pilar Guijosa, Santiago Camós Costa, Josep Maria Francisco, José Manuel Arce, Assumta Cerdá, Francisco Martinez, José Antonio Domingo, e Isabel Grau.

El grupo inició su trabajo con el soporte a un preso de conciencia en Corea del Sur y la exposición itinerante denominada “Catalunya Pels Drets Humans” realizada en abril y mayo de 1980 en las ciudades de Tarragona, Tortosa y Reus. La primera conferencia de ámbito internacional la pronunció Fernando Valero, sobre la situación de los derechos humanos en El Salvador, el 1 de junio 1981.


En 1983 el reconocido pintor Matías Palau Farré, donó al grupo de Amnistia Internacional, un cuadro que representa la libertad y la humanidad. El dibujo presenta un rostro andrógino, mitad hombre, mitad mujer, que tiene abierta una jaula de la que huyen tres pájaros, en los tres colores primigenios, base inicial de la libertad. Este dibujo se publicó en un póster de la organización que dio la vuelta al mundo.


Desde Tarragona han sido varias las campañas emprendidas por Amnistia Internacional, entre ellas la campaña “Una postal, una vida” en 1994 y la exposición “Por un milenio lleno de vida” en el marco de una campaña contra la pena de muerte en el año 2000. Hemos escuchado testimonios directos sobre Guantánamo, en el 2004 Ruhal Ahmed explicó su experiencia de preso en una de las cárceles más crueles del mundo y denunció las detenciones ilegales de los Estados Unidos.

También en el 2004, Tarragona fue sede de la XXX Asamblea General Federal de la Sección española de Amnistía Internacional, asistiendo más de 200 delegados de toda España. Un acontecimiento importante para la ciudad y en donde la organización marcó sus líneas de acción contra la ejecución de menores, el recorte de las libertades, el comercio de armas y la violencia de género.

En el 2012 el Ayuntamiento de Tarragona, a propuesta de nuestra organización, dio soporte a una moción a favor de un nuevo Tratado Internacional del Comercio de Armas, un año después fue aprobada en Naciones Unidas (ONU) resaltando en la resolución, que se prohibirá a los Estados transferir armas convencionales a otros países si saben que van a ser utilizadas para cometer genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra.

Más cerca en el tiempo, resaltamos dos campañas vigentes: El Meu Cos, els meus drets, que se inició en el 2014 y que defiende reconocer los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos universales. Nace como respuesta a varios estados y gobiernos que penalizan este derecho, y otros gobiernos como España, que limitan a que otros la controlen.


«Open to Syria” es otra de las campañas internacionales que el grupo de Tarragona se une para solicitar a los países, particularmente a los más desarrollados, que reciban a un mayor número de refugiados sirios, victimas de una de las mayores crisis humanitarias que hoy nos enfrentamos.


Actualmente Amnistia Internacional cuenta con casi 900 socios en la provincia de Tarragona y 10 socios activistas en el grupo local. La sede institucional se encuentra en el Hotel de Entidades. Entre las principales actividades marcadas para este 2015 se encuentra la organización de la XXI Asamblea General de Amnistia Internacional Catalunya este 11 de abril y el I Concursos de Cortometrajes sobre Derechos Humanos para el 10 de diciembre. 35 años y la historia continúa.

Amnistía Internacional y las elecciones municipales.


Diari de Tarragona 19/05/2015

Antes del inicio de la campaña electoral el  grupo  local de Tarragona  de Amnistía Internacional Catalunya, remitió   a los partidos políticos i agrupaciones que concurren a las próximas elecciones municipales 2015, un documento con trece propuestas llamada:   Prioridades de derechos humanos para los ayuntamientos.

Una de ellas considero  importante hacer hincapié porque toca un tema que lamentablemente entra, una vez más,  en el debate y publicidad electoral  en forma perversa y tendenciosa: La inmigración.


Amnistia Internacional, cree necesario implementar planes locales integrales de lucha contra el racismo y la discriminación que tengan como finalidad la eliminación de fenómenos como la xenofobia o la discriminación religiosa y la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género en todos los ámbitos de la sociedad. Es necesario garantizar que las personas inmigrantes no sean objetos de discriminación por parte de las administraciones locales con las cuales mantiene un contacto directo, especialmente en cuanto al acceso al padrón por parte de personas en situación irregular.