miércoles, 27 de diciembre de 2006

Mario Vargas Llosa

Ví personalmente a Mario Vargas Llosa en dos oportunidades, las dos siempre en San Sebastián - España. La primera en una conferencia del movimiento Basta Ya de Fernando Zavater. Con Miriam llegamos mas por escuchar y conocer en persona al que considero un genio de la narrativa. La conferencia nos resultó horrorosa por que era de derechas, anticatalana y antivasca (decir que las sociedades catalana y vasca son anormales porque votan a partidos nacionalistas nos resulta ofensivo e inexacto)

Pero al margen de la conferencia y mucho antes del inicio fue interesante saludar a Vargas Llosa. Pensé que iba ser un cortisimo saludo y resultó ser cinco minutos de intercambiar una tímida presentación mía y luego un dialogo vivo y extendido con tan famoso escritor que preguntaba por mi actividad en el País Vasco, la provincia peruana donde nací, Eduardo Gonzáles Viaña, Trujillo y su feria del Libro, etc.

La segunda oportunidad fue en el año 2004, cuando Mario Vargas Llosa llegó a San Sebastián a presidir el jurado del Festival Internacional de Cine. Esta vez coincidimos en el estreno de una película, yo tenía pase de prensa, volví a presentarme y otra vez un breve dialogo mientras caminábamos por las butacas, esta vez Perú, el nivel de las películas, la frivolidad y la radio, fueron los temas de conversación en tres o cuatro minutos

Tengo una enorme admiración por Mario Vargas Llosa, compro todos sus libros, voté por él en la elecciones de 1990 en Perú, lloré y me indigne por su derrota, se puede admirar y no siempre estar de acuerdo con algunos de sus comentarios políticos y eso me pasa a mí. Creo que es un referente de libertad e inteligencia, pero conociéndolo en persona crees estar con una figura fascinante: su atención, amabilidad, seducción y esa confianza de viejo conocido lo hace más grande y entrañable.

Marco Flores Sánchez

Mario Vargas Llosa y el periodismo
El periodismo, tanto el informativo como el de opinión, es el mayor garante de la libertad, la mejor herramienta de la que una sociedad dispone para saber qué es lo que funciona mal, para promover la causa de la justicia y para mejorar la democracia".

Precisamente porque el periodismo garantiza la libertad todas las dictaduras, de derechas y de izquierdas, practican la censura y usan el chantaje, la intimidación o el soborno para controlar el flujo de información. Se puede medir la salud democrática de un país evaluando la diversidad de opiniones, la libertad de expresión y el espíritu crítico de sus diversos medios de comunicación. Es algo que parece obvio, pero que no se puede perder de vista si se quiere frenar cualquier intento de restringir la libertad de prensa, y también si se quiere evitar el periodismo sensacionalista"

El Escape y la inmigración


El Ayuntamiento de Tarragona premió en el 2005 al programa El Escape de Radio San Peré y San Pau. En la foto con Jou Diaz. Juntos estamos los miercoles de 4 a 5 de la tarde en un programa comprometido con las causas solidarias.
__________________________
Las fronteras de las muertes

Los intentos por cruzar la frontera se suceden prácticamente todos los días. Hace unas noches, dos inmigrantes fallecieron, uno por aplastamiento y el otro enganchado en las púas de la valla. Pocas horas antes, el Ministerio de Interior español ya auguraba que esto iba a ocurrir. Y han seguido ocurriendo.
Los centros de acogida están totalmente desbordados y muchos de estos inmigrantes tienen que dormir en la calle, aunque custodiados por las fuerzas de seguridad.

Conforme se va elevando y tecnificando la valla, lo que aumenta es el riesgo. Un caso claro es el cruce a través de los acantilados –que entraña un grave riesgo para la integridad física-, una práctica que casi ya no existía y que ahora vuelve a resurgir.

Ha todos nos duele las noticias de que cientos de inmigrantes han sido abandonados en el desierto de Marruecos. Con sed, con hambre, heridos y cansados. Estas personas no saben donde ir, o mejor dicho SI saben donde quieren ir: Quieren llagar a un pueblo en donde puedan comer, trabajar, curarse, donde pueden vivir.

Mirando el tiempo de la tecnología y de los libres mercados preguntamos ¿Porque hay muros y alambres de púas para los seres humanos? Acaso las personas no es lo primero.

Marco Flores Sánchez
Hitza Dugu


--------------------------
Mil vallas y no podrán

Construirán mil vallas, militarizaran las fronteras, les disparan en el mar, en el desierto, en los campos. Les llamaran delincuentes, terroristas, enfermos, fanáticos, ilegales. Crearan nuevas y peores leyes para impedir que el negro, el sudamericano, el musulmán, y los pobres del mundo no alcancen o toquen a esta sociedad llamada prospera y civilizada. Pero NO, no podrán pararlo. Será imposible atajar la búsqueda de felicidad de esos hombres y mujeres, y por eso llegan y llegaran, y mil veces los intentaran.

Hoy existe un tremendo revuelo por la llegada, en forma clandestina, de cientos de jóvenes inmigrantes. Es como si se tratase de una invasión de extraterrestres, una epidemia o un mal que pone en serio peligro el bienestar y seguridad del país. En eso coincide el gobierno, la rabiosa oposición del PP, los políticos, los medios de comunicación, etc. y la gran pena es que ello hace aumentar los recelos, fobias e intolerancia de la sociedad española hacia los recién llegados.

En este discurso de rechazo y alarma por la inmigración hay dos cuestiones que destacaría:

1.- La hipocresía de varios políticos del Partido Popular y de algunos medios de comunicación que han disfrazado su intolerancia para decir su preocupación por las condiciones y peligros que existe en el intento de llegada de los inmigrantes. Ridículo argumento de los que desean no ver a los pobres del mundo por sus calles o barrios. Es el caso de un alcalde que muy alarmado dijo sentir vergüenza ver a inmigrantes llegando en pateras en una playa de su ciudad y que esto perjudicaba el turismo.

2- La Iglesia Católica y su espantoso silencio en este tema. Es otra desnudez de los obispos españoles. ¿En que andan? ¿Qué les preocupa? ¿Qué ilusión tienen? ¿En que mundo viven?. Como es posible no posesionarse a favor de la máxima enseñanza de Jesucristo: “Acoger al hermano, al hambriento, al perseguido”.

Los inmigrantes llegan y llegaran, y no podrán pararlo.


Marco Flores Sánchez.
Publicado en el Diario Vasco